jueves, 11 de julio de 2013

"MANOS CANSADAS"


Foto por: sitiosargentina.com.arg

 

LECTURA BÍBLICA DE HOY:

 

FORTALECED LAS MANOS CANSADAS, AFIRMAD LAS RODILLAS ENDEBLES”, Isaías 35: 3.

 

Gracias Dios mío por tu Palabra, Santa y Perfecta. Danos fuerzas de lo alto para poder continuar en estos, tus caminos Padre Amado. Bendice los lectores y lectores, protégelos de todo mal, reprende al hombre fuerte y glorifícate en el siguiente mensaje, en el nombre de Jesús. Amén.

 

MENSAJE *** EXHORTACIÓN *** REFLEXIÓN:

 

La lucha que libramos a diario es fuerte.

 

Es como si tuviésemos que salir con un cuchillo espiritual en la boca, para poder transitar en medio de las grandes dificultades que el día a día nos trae.

 

No es para menos, la situación mundial se torna cada vez más caótica en todos los órdenes.

 

Dios ha elaborado un plan de escape para todo ser humano.  Lo que acontece está profetizado en la Biblia, todo se está cumpliendo porque se cumplió en el pasado, se cumple en el presente y obviamente se cumplirá en el futuro.

 

Y es en medio del actual estado de cosas que muchas veces sentimos que se nos cansan las manos para adorar a Dios, se nos debilitan las rodillas para clamar ante su presencia.

 

Por eso Dios nos exhorta en esta hora a fortalecer las manos cansadas y a afirmar las rodillas endebles, “FORTALECED LAS MANOS CANSADAS, AFIRMAD LAS RODILLAS ENDEBLES”, Isaías 35: 3.

 

No dejes que las circunstancias te impidan alzar tus manos hacia Dios para rogarle y clamarle, el Espíritu Santo te dará las fuerzas para levantarlas en el nombre de Jesucristo, “OYE LA VOZ DE MIS RUEGOS CUANDO CLAMO A TI, CUANDO ALZO MIS MANOS HACIA TU SANTO TEMPLO”, Salmos 28: 2.

 

Sentimos el peso de la guerra espiritual inmediatamente nos ponemos de rodillas a orar. 

 

Tan pronto nos arrodillamos, estamos declarando guerra al mismo infierno, por lo que vas a encontrar terribles oposiciones que te van a impedir orar con libertad espiritual.

 

Vamos a pedir a Dios que nos fortalezca las rodillas, para poder vencer en la oración, “AL QUE TROPEZABA ENDEREZABAN TUS PALABRAS Y ESFORZABAS LAS RODILLAS QUE DECAÍAN”, Job 4: 4

 

Es hora de levantarnos, es hora de clamar.  No importa que tengas las

 

MANOS CANSADAS

 

Para adorar a Dios. El Espíritu Santo espera ansioso que tomes la decisión de dejarte guiar por Él, y así puedas adorar sin límites.

 

Cristo está cerca de venir a buscar su iglesia, son tiempos difíciles, por lo cual Dios nos va a ayudar a levantar las manos caídas y las rodillas paralizadas, “POR LO CUAL, LEVANTAD LAS MANOS CAIDAS Y LAS RODILLAS PARALIZADAS”, Hebreos 12: 12.

 

Dios les guarde,

 

Héctor Paula

 

No hay comentarios: