miércoles, 9 de febrero de 2011

"VASIJAS VACÍAS"


Foto por: mclasificados.ar

TÍTULO DEL MENSAJE DE HOY:

"VASIJAS VACÍAS"

LECTURA BÍBLICA: 2 Reyes 4: 2, "Y ELISEO LE DIJO: ¿QUÉ HARÉ YO? DECLÁRAME QUÉ TIENES EN CASA. Y ELLA LE DIJO: TU SIERVA NINGUNA COSA TIENE EN CASA,SINO UNA VASIJA DE ACEITE".

MENSAJE *** EXHORTACIÓN *** SERMÓN *** REFLEXIÓN:

Esta mujer, de las mujeres de los hijos de los profetas se encontró con el varón de Dios, el profeta Eliseo.

Ella tuvo un encuentro frente a frente con el profeta de Dios.

Y este es un tipo de encuentro con Jesús en estos días actuales.

Dios está buscando hombres y mujeres que tengan un encuentro frente a frente con Jesús.

Dice la Biblia que ella clamó a Eliseo, "UNA MUJER, DE LAS MUJERES DE LOS HIJOS DE LOS PROFETAS, CLAMÓ A ELISEO", 2 Reyes 4: 1a.

Ella estaba pasando por un gran problema, su esposo, temeroso de Jehová había muerto y un acreedor, un prestamista había ido a su casa para tomarse como garantía a los dos hijos de ella, para forzarla a que le pague la deuda ó los perdería, "DICIENDO: TU SIERVO MI MARIDO HA MUERTO; Y TU SABES QUE TU SIERVO ERA TEMEROSO DE JEHOVÁ; Y HA VENIDO EL ACREEDOR PARA TOMARSE DOS HIJOS MÍOS POR SIERVOS", 2 Reyes 4: 1b.

Hoy es tiempo de clamar a Dios. El enemigo de las almas ha endurecido su guerra contra los santos de Jehová a niveles extremos.

Esto fue lo primero que esta mujer hizo, clamar al profeta, hoy, tenemos tú y yo a Jesús para clamarle.

Eliseo le expresó qué podía hacer él, y con revelación de Jehová atinó a preguntarle lo que ella tenía en su casa, "Y ELISEO LE DIJO: ¿QUÉ TE HARÉ YO? DECLÁRAME QUÉ TIENES EN CASA", 2 Reyes 4: 2a.

Y esta mujer estaba dispuesta a buscar su bendición.

No alardeaba, ni presumía por ser la viuda de uno de los hijos de los profetas, lo cual era un gran privilegio de la época, a pesar de que por su viudez quedó con deudas.

Ella tenía una necesidad de una gran deuda y le declaró a eliseo que solo tenía una vasija de aceite, "Y ELLA DIJO: TU SIERVA NINGUNA COSA TIENE EN CASA, SINO UNA VASIJA DE ACEITE", 4: 2b.

Esta vasija representa nuestro corazón.

Hay que sacar del corazón toda amargura, todo rencor, toda maldad.

Nuestro corazón, como vasija debe de vaciarse totalmente de todo sentimiento obseno, de toda impureza, de toda inmundicia, de toda contaminación, "BIENAVENTURADOS LOS DE LIMPIO CORAZÓN, PORQUE ELLOS VERÁN A DIOS", Mateo 5: 8.

Para que Dios pueda llenar nuestros corazones, nuestras vasijas, nuestros vasos, nuestros platos, primero hay que vaciarlos, hay que limpiarlos, Jesús se lo dijo a los fariseos, "¡ FARISEO CIEGO !, LIMPIA PRIMERO LO DE ADENTRO DEL VASO Y DEL PLATO, PARA QUE TAMBIÉN LO DE AFUERA SEA LIMPIO", Mateo 23: 26.

Eliseo le dijo a la mujer que buscara muchas vasijas vacías prestadas, "ÉL LE DIJO: VE Y PIDE PARA TI, VASIJAS PRESTADAS DE TODOS TUS VECINOS, VASIJAS VACÍAS, NO POCAS", 2 Reyes 4: 3.


Foto por: vuelodeaguilashaciacristo.blogspot.com


También la mandó a encerrarse con sus hijos y que echara aceite en todas las vasijas, todo un acto de fe.

Dios nos está mandando a encerrarnos en comunión con toda la familia para que el aceite de la unción pueda llenarnos, pero tenemos que hacerlo con fe sobrenatural y veremos los milagros en nuestras dificultades, en nuestras enfermedades, en nuestras deudas.

Dios hizo el milagro, llenando todas las vasijas que la mujer tenía en aquel lugar. Obtuvo la bendición en abundancia y en sobre-abundancia, "CUANDO LAS VASIJAS ESTUVIERON LLENAS, DIJO A UN HIJO SUYO: TRÁEME AÚN OTRAS VASIJAS. Y ÉL LE DIJO: NO HAY MAS VASIJAS. ENTONCES CESÓ EL ACEITE", 2 Reyes 4: 6.

Dios quiere llenarnos de su Espíritu Santo.

Nos quiere llenar de bendiciones espirituales primeramente y luego de las materiales.

Nos quiere llenar del amor de Jesucristo.

Ella fue colmada de grandes bendiciones, "VINO ELLA LUEGO, Y LO CONTÓ AL VARÓN DE DIOS, EL CUAL DIJO: VE Y VENDE EL ACEITE, Y PAGA A TUS ACREEDORES; Y TÚ Y TUS HIJOS VIVID DE LO QUE QUEDE", 2 Reyes 4: 7.

Así es que tenemos que compartir el aceite, tenemos que llevar el aceite de la bendición a tantas almas necesitadas, a tantas personas sedientas de Cristo.

Tenemos que pedirle a Dios que nos llene del aceite de la salvación por medio de la Sangre de Cristo, así como las cinco vírgenes prudentes llenaron sus vasijas y el Señor las encontró con sus vasijas llenas de aceite para sus lámparas, "MAS LAS PRUDENTES TOMARON ACEITE EN SUS VASIJAS, JUNTAMENTE CON SUS LÁMPARAS", Mateo 25: 4.

Dios quiere de nosotros,

"VASIJAS VACÍAS",

Y vas a ver como recibes la llenura del Espíritu Santo y el gozo de la Salvación.

Cristo te ama,

Dios te guarde,

Héctor Paula