viernes, 18 de marzo de 2011

"LA CERTEZA DE LO INVISIBLE"


Foto por: centrodelasartes.gob.mx

LECTURA BÍBLICA DE HOY:

Romanos 8: 24-25, “PORQUE EN ESPERANZA FUIMOS SALVOS; PERO LA ESPERANZA QUE SE VE, NO ES ESPERANZA; PORQUE LO QUE ALGUNO VE, ¿A QUÉ ESPERARLO?, PERO SI ESPERAMOS LO QUE NO VEMOS, CON PACIENCIA LO AGUARDAMOS”.

MENSAJE *** EXHORTACIÓN *** SERMÓN *** REFLEXIÓN:

La incredulidad es como una pandemia, se extiende por todo el mundo.

La humanidad, en su gran mayoría solo cree en lo que está a la vista, en lo que está en evidencia física.

Usted puede ver en la justicia, que para acusar a alguien de algún acto reñido con la ley, tiene que presentar las pruebas de la acusación que le ha hecho al infractor.


Foto por: rebeliondigital.es

Usted no puede ir a un juzgado y decirle a un juez que tal o cual persona le robó, ó le agredió. Usted tiene que presentar todas las evidencias que puedan convencer al juez.

Así está la humanidad, todo se ha centrado en el concepto de “ver para creer”.

Obviamente con tanta incredulidad, la gran mayoría ha puesto sus esperanzas en cosas físicas.

Se han trazado metas que se les han inculcado desde pequeño y no es raro escuchar frases que se impregnan en el subconsciente y el pensamiento: “El que nada tiene, nada vale”, “Debes de ser un hombre realizado, una mujer realizada”, “El que no tiene una casa, un vehículo nuevo, una finca (granja), un buen trabajo, etc., no está en bendición”, etc.

Es importante para todo ser humano trazarse metas materiales, esto no es punto de controversia, lo que sí le preocupa a Dios es que pongamos nuestro corazón en las cosas materiales, sino que busquemos primeramente el reino de Dios y su justicia, para que Él pueda añadirnos las bendiciones, “MÁS BUSCAD PRIMERAMENTE EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA, Y TODAS ESTAS COSAS OS SERÁN AÑADIDAS”, Mateo 6: 33.

Y es en esta búsqueda de las cosas de Dios que se basa el mensaje de hoy, porque las cosas de Dios no se ven, hemos creído por fe. Esa es la llave que te abrirá las puertas del cielo: la fe en Jesucristo.


Foto por: elredildelpastor.blogspot.com

Es aquí donde Dios ha tenido que lidiar con el hombre, porque la incredulidad se ha apoderado de la gente.

Pero Dios nos dice en esta hora que es necesario creer en su Palabra, creer en el plan de salvación que ha elaborado para tí y para mí.

Saulo, antes de ser Pablo era un incrédulo tan radical, que mataba los cristianos, pero Dios tuvo que derribarlo a la tierra y dejarlo ciego por un lapso de tiempo, para que Él pudiera creer, “MAS YENDO POR EL CAMINO, ACONTECIÓ QUE AL LLEGAR A DAMASCO, REPENTINAMENTE LE RODEÓ UN RESPLANDOR DE LUZ DEL CIELO; Y CAYENDO A TIERRA, OYÓ UNA VOZ QUE LE DECÍA: SAULO, SAULO, ¿POR QUÉ ME PERSIGUES?”, Hechos 9: 3-4.


Foto por: verdadenmano.blogspot.com

En mi caso, Dios tuvo que derribarme a la tierra, cuando un día en una campaña me hizo el llamado y habló a mi vida de una manera poderosa, derribándome al piso y lograr que mi vida mundana quedara sepultada en ese momento en que acepté a Cristo en mi corazón.

Dios no quiere derribarte a tierra para que creas.

La gente no quiere creer.

El Discípulo Tomás no quería creer y le dijo a los otros discípulos que si no veía en las manos de Jesús la señal de los clavos y metiere su dedo en el lugar de los clavos no creería, “LE DIJERON, PUES, LOS OTROS DISCÍPULOS: AL SEÑOR HEMOS VISTO. ÉL LES DIJO: SI NO VIERE EN SUS MANOS LA SEÑAL DE LOS CLAVOS, Y METIERE MI DEDO EN EL LUGAR DE LOS CLAVOS, Y METIERE MI MANO EN SU COSTADO, NO CREERÉ”, Juan 20: 25.

Así está la mayoría.

Así está la humanidad.

La incredulidad ha arropado a este planeta, aún dentro del pueblo de Dios, pues Tomás era un discípulo del Señor.

Pero, en esta hora Dios nos está mostrando las manos de Jesús, nos está mostrando la señal de los clavos.


Foto por: elregresa.blogspot.com

Dios está conminando a la humanidad incrédula a meter sus manos en el costado de Jesús.

Cada acontecimiento que ocurre es una señal clara de que Jesús está a las puertas y de que Dios es real.

Jesús tuvo que decirle a Tomás que pusiera su dedo en las manos traspasadas del Maestro y que acercara su mano en el costado, para que no fuera incrédulo, “LUEGO DIJO A TOMÁS: PON AQUÍ TU DEDO, Y MIRA MIS MANOS; Y ACERCA TU MANO, Y MÉTELA EN MI COSTADO; Y NO SEAS INCRÉDULO, SINO CREYENTE”, Juan 20: 27.

Dios nos lo dice ahora, en estos comienzos del siglo 21: NO SEAMOS INCRÉDULOS, SINO CREYENTES”, este es el gran mensaje,

Vamos a creer en las cosas que no se ven.

Vamos a poner nuestra esperanza en lo que no se ve.


Foto por: cartelespeliculas.com

Lo que se ve, se termina.

Lamentablemente, la humanidad tiene puesta su esperanza en lo que se ve, en las cosas materiales, en la casa, en el vehículo, en la familia, en los bienes materiales.

Todo lo que se ve, se queda en la tierra, al momento en que dejamos de existir sobre la tierra.

Nuestra esperanza es Jesús, al cual no hemos visto, pero por fe, hemos creído, los que lo aceptamos en nuestros corazones.


Foto por: fotolog.com

Esa es nuestra única esperanza: Jesús de Nazaret.

Nuestra vida debe de estar cifrada en,

LA CERTEZA DE LO INVISIBLE

En la esperanza de Jesús fuimos salvos, porque la esperanza que se ve no es esperanza, porque lo que se ve se termina.

No es posible esperar lo que se ve.

Vamos a esperar con paciencia nuestra esperanza, nuestra única esperanza: Jesús, “PORQUE EN ESPERANZA FUIMOS SALVOS; PERO LA ESPERANZA QUE SE VE, NO ES ESPERANZA; PORQUE LO QUE ALGUNO VE, ¿A QUÉ ESPERARLO?, PERO SI ESPERAMOS LO QUE NO VEMOS, CON PACIENCIA LO AGUARDAMOS”, Romanos 8: 24-25.


Foto por: lagraciadedios.org

Aunque no lo hayas visto, Jesús te dice que creas en Él para que seas bienaventurado, tal y como Él le dijo a Tomás, te lo dice a tí y me lo dice a mí, “JESÚS LE DIJO: PORQUE ME HAS VISTO, TOMÁS, CREÍSTE; BIENAVENTURADOS LOS QUE NO VIERON, Y CREYERON”, Juan 20: 29.

Ven a Cristo hoy, no lo desprecies más,

Él te ama y te llama,

Dios te guarde,

2 comentarios:

Rodolfo Plata dijo...

Convencer a las personas que tengan fe acríticamente, es el instrumento que utilizan los charlatanes para castrar mentalmente a sus seguidores. En los Evangelios Cristo continuamente indicó a sus seguidores que tuvieran fe en sus potencialidades espirituales para decretar sobre la naturaleza y los elementos, como calmar la tempestad, expulsar a los demonios, etc; pero nunca les pidió creer acríticamente en los textos bíblicos; por ello, en el Evangelio del ciego de nacimiento, nos enseñó que es necesario el juicio justo a fin de disolver las falsas certezas de la fe que nos hacen ciegos a la verdad; ya que solo la verdad nos liberará de los laberintos mentales que nos impiden encontrar la salida. A demás nos indicó el criterio de verdad, para cerciorarnos de la bondad o el mal de una doctrina, señalándonos que por sus frutos se conoce al árbol. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

MINISTERIOS MAHANAIM INTERNACIONAL dijo...

Dios te bendiga Rodolfo!!!

Estamos muy agradecidos de tu comentario. Este blog está abierto a todos nuestros lectores, donde pueden exponer sus criterios. Te exhortamos a que sigas colaborando con tus comentarios. Eres bienvenido a este blog cristiano, el cual es de todos ustedes, nuestros lectores especiales.

Dios te guarde,

Rvdo. Héctor Paula