lunes, 7 de marzo de 2011

"UN TITANIC LLAMADO MUNDO"


Foto por: cruceroclick.com

LECTURA BÍBLICA DE HOY:

Mateo 24: 36, “MAS COMO EN LOS DÍAS DE NOÉ, ASÍ SERÁ LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE. PORQUE COMO EN LOS DÍAS ANTES DEL DILUVIO ESTABAN COMIENDO Y BEBIENDO, CASÁNDOSE Y DANDO EN CASAMIENTO, HASTA EL DÍA EN QUE NOÉ ENTRÓ EN EL ARCA, Y NO ENTENDIERON HASTA QUE VINO EL DILUVIO Y SE LOS LLEVÓ A TODOS, ASÍ SERÁ TAMBIÉN LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE

MENSAJE *** EXHORTACIÓN *** SERMÓN *** REFLEXIÓN:

La historia del Titanic produce en nosotros gran conmoción y tristeza.

Un super-barco endiosado y desafiante a Dios. El dueño decía que esta nave era tan perfecta que ni Dios podía hundirla.

El Titanic se constituyó en la torre de Babel de la época. Era el orgullo, el esplendor y la vanidad enmarcadas en la mega-tecnología de la navegación.

Todos los que abordaron el Titanic tenían la certeza plena de que realizarían el trayecto más lujoso, confortable y seguro de todos los tiempos.

Comienza la travesía y el Titanic sale imponente sobre los mares, majestuoso, regio, grandioso, era el evento más importante y relevante en la historia de la navegación y la tecnología en ese entonces.


Foto por: gizmodo.es

Las celebraciones, las bebidas, el júbilo, los bailes, las comidas, los placeres, alcanzaban el climax de la satisfacción y el gozo, sin imaginarse lo que ocurriría más adelante.

Así mismo está el mundo de hoy,

en una especie de Titanic antes de la tragedia,

es el escenario actual del Titanic lo que se vive en este comienzo de la segunda década del siglo 21.

Y Dios está alertando a los habitantes de este planeta de lo que está próximo a ocurrir.

El Titanic fue alertado de que había peligro de iceberg más adelante y no hicieron caso, continuaron la marcha de sus vidas sin que nadie les dijera que podría acercarse el peligro, no admitieron la advertencia, no querían que nada ni nadie se inmiscuyera en sus vidas, porque se consideraban seguros de su entorno.

Esa es la humanidad de hoy.

Dios está avisando del gran iceberg que está más adelante, pero la gente sigue igual, tal como en el Titanic, se encuentran seguros de su entorno.

Dios supo alertar a la humanidad en los días de Noé, tal y como lo hace hoy, porque cada vez que usted lee un mensaje, escucha la Palabra o le predican de Jesús, usted está siendo alertado.

Y las señales son claras, la Palabra establece que así como los días antes del diluvio la gente estaría comiendo, bebiendo, casándose y dando en casamiento, lo que quiere decir que están inmersos en sus propias vidas, en sus placeres, tal y como estaba la gente en el Titanic.

Noé entró en el arca y la gente no entendió.


Foto por: encuentos.com

Hoy los cristianos estamos predicando el evangelio de Jesucristo que representa el Arca, pero la gente no entiende.

Dios tuvo que enviar el diluvio, que se los llevó a todos, pero hoy estás a tiempo de venir al Arca, de venir a Jesús para que puedas escapar de las terribles cosas que se acercan para esta humanidad pecadora y adúltera.

Las señales son visibles, estamos en tiempos proféticos del fin, , “MAS COMO EN LOS DÍAS DE NOÉ, ASÍ SERÁ LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE. PORQUE COMO EN LOS DÍAS ANTES DEL DILUVIO ESTABAN COMIENDO Y BEBIENDO, CASÁNDOSE Y DANDO EN CASAMIENTO, HASTA EL DÍA EN QUE NOÉ ENTRÓ EN EL ARCA, Y NO ENTENDIERON HASTA QUE VINO EL DILUVIO Y SE LOS LLEVÓ A TODOS, ASÍ SERÁ TAMBIÉN LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE”, Mateo 24: 36.

La rebeldía y la desobediencia a las cosas de Dios caracterizan a la gran mayoría hoy en día.

La situación mundial nos presenta un panorama totalmente profético, en que la homosexualidad y el lesbianismo han ocupado lugares preponderantes en las diferentes sociedades, llegando al extremo de que el matrimonio entre homosexuales se ha convertido en una realidad.

La aberración, la pornografía y la violencia son los ingredientes principales de Hollywood en sus películas.


Foto por: taringa.net

La gente come, bebe, compra, vende, planta y edifica dando paso al cumplimiento de lo que Dios ya estableció en su Palabra, “ASÍ MISMO COMO SUCEDIÓ EN LOS DÍAS DE LOT; COMÍAN, BEBÍAN, COMPRABAN, VENDÍAN, PLANTABAN, EDIFICABAN; MAS EL DÍA QUE LOT SALIÓ DE SODOMA, LLOVIÓ DEL CIELO FUEGO Y AZUFRE, Y LOS DESTRUYÓ A TODOS. ASÍ SERÁ EL DÍA EN QUE EL HIJO DEL HOMBRE SE MANIFIESTE”, Lucas 17, 28-30.


Foto por: supercedure.blogspot.com

Luego del impacto con el iceberg y antes de que el Titanic se hundiera, solo un remanente en su mayoría niños y mujeres pudieron salvarse.

Éstos tienen la misma representación de los que han decidido dejar los placeres del mundo, considerándose los humildes, tal y como Dios define a los humildes del evangelio de Jesucristo, “BUSCAD A JEHOVÁ TODOS LOS HUMILDES DE LA TIERRA, LOS QUE PUSISTEIS POR OBRA SU JUICIO; BUSCAD JUSTICIA, BUSCAD MANSEDUMBRE; QUIZÁS SERÉIS GUARDADOS EN EL DÍA DEL ENOJO DE JEHOVÁ”, Sofonías 2: 3.


Foto por: elespectador.com

Todo está dicho.

La advertencia está hecha.

Aquí no se quiere asustar a nadie, sencillamente mire como van las cosas, sencillamente vea las noticias.

No hay mucho que abundar. Dios es claro en su Palabra.

Estás a tiempo de entrar al Arca llamado Jesús.

Es una realidad que tenemos

UN TITANIC LLAMADO MUNDO

El Titanic fue advertido, no hizo caso, y ahí está su historia trágica.

Hoy estás seriamente advertido por Dios y Él espera que hagas caso.

Ven a Cristo.


Foto por: foroswebgratis.com

Grandes cosas se acercan para esta tierra, grandes icebergs están a poca distancia y los cristianos tenemos las promesas, “POR CUANTO HAS GUARDADO LA PALABRA DE MI PACIENCIA, YO TAMBIÉN TE GUARDARÉ DE LA HORA DE LA PRUEBA QUE HA DE VENIR SOBRE EL MUNDO ENTERO, PARA PROBAR A LOS QUE MORAN SOBRE LA TIERRA. HE AQUÍ YO VENGO PRONTO; RETÉN LO QUE TIENES, PARA QUE NINGUNO TOME TU CORONA”, Apocalipsis 3: 10-11.

Dios te guarde,

Héctor Paula

1 comentario:

MINISTERIOS MAHANAIM INTERNACIONAL dijo...

Este mensaje fue el día 07 y el terremoto y el tsunami fueron el día 11 de marzo. Si usted lee el mensaje, se dará cuenta de que Dios ha estado alertándonos.

Toda la gloria es de Jehová. La alerta continúa. Cristo le ama y le llama.

Dios les bendiga,
Rvdo. Héctor Paula