viernes, 5 de diciembre de 2008

"LA MUJER: UN VASO FRÁGIL"


Foto por: Ibeamee

¡¡¡ Dios les prosiga bendiciendo !!!

Nuestra lectura bíblica de hoy: 1ra. Pedro 3: 7

"VOSOTROS, MARIDOS, IGUALMENTE, VIVID CON ELLAS SABIAMENTE, DANDO HONOR A LA MUJER COMO A VASO FRÁGIL, Y COMO A COHEREDERAS DE LA GRACIA DE LA VIDA, PARA QUE VUESTRAS ORACIONES NO TENGAN ESTORBO"

El matrimonio es el blanco predilecto para el enemigo de las almas lanzar sus dardos.

La pareja matrimonial, en este siglo 21 sufre los embates de los ataques malignos, pues si el matrimonio fracasa, la familia fracasa y obviamente la sociedad fracasa, y esto es lo que satanás ha perseguido desde la creación, destruir, matar y hurtar.

Si hacemos una radiografía del matrimonio en estos tiempos, podemos ver una panorámica preocupante.

Acabamos de presenciar hace poco, el día internacional de la no-violencia contra la mujer.

Las estadísticas del maltrato a la mujer dan miedo.

Ella ha sido violentada en términos generales. Ha habido mucha agresión y maltrato hacia las mujeres de parte de muchos hombres que se creen pequeños dioses.

En mi país, los números son alarmantes.

Mujeres que son golpeadas se querellan ante los tribunales contra los maridos abusadores, pero las autoridades no hacen nada y finalmente son brutalmente asesinadas, y el hombre termina suicidándose.

Casi a diario nos encontramos con ese tipo de noticias.

Sabemos que hay mujeres fuertes, difíciles, mujeres como Jetzabel que tienen mucha maldad en sus corazones y que no ceden ante sus drásticas posiciones, pero éstas no son la mayoría.

Aún así no podemos pretener exigir a la mujer que sea perfecta y por otro lado el hombre haciendo y deshaciendo por la calle.

Recordemos que cuando el Señor Jesús rescató a la mujer adúltera, la cual ya iba a ser apedreada, Él instó a los que estaban allí dispuestos a matarla, a que el que estuviera libre de pecados, tirara la primera piedra y obviamente todos se marcharon.

Es por eso que tenemos que ir buscando la manera de sobre-acoplarnos con nuestras esposas, siempre y cuando ella no sea adúltera, pues es la única condición que el Señor no permite en la mujer, llegando a permitir dejarla en caso de adulterio.

Obviamente van a existir diferencias entre el hombre y la mujer en el matrimonio, van a existir los pleitos.

El secreto está en el amor, en el verdadero amor, si se apaga el amor, entonces la relación irá decayendo, irá colapsando.

Debemos de pedir a Dios que nos ponga el amor espiritual hacia nuestras esposas, pues el amor carnal se va esfumando con el tiempo.

Pero en esta hora vengo a decirte que hay que cambiar nuestra actitud ante la mujer, debemos de verla como vaso frágil, comprenderla, mimarla y sobre todo obedecer lo que Dios nos manda hacia ellas.

El Señor nos manda, no nos aconseja, nos manda, nos obliga a amar nuestras esposas, "MARIDOS, AMAD VUESTRAS MUJERES, ASÍ COMO CRISTO AMÓ A LA IGLESIA, Y SE ENTREGÓ A SÍ MISMO POR ELLA", Efesios 5: 25.

Estamos obligados a cuidarlas, a agradarlas, "PERO EL CASADO TIENE CUIDADO DE LAS COSAS DEL MUNDO, DE COMO AGRADAR A SU MUJER", 1ra Cor. 7: 33.

En nuestra lectura bíblica de hoy, Dios nos está dando la fórmula, nos está dando la orientación de como llevarnos con nuestras esposas.

Lo primero es que debemos de vivir con ellas sabiamente, es decir, no podemos hacer una tormenta en un vaso de agua por cualquier causa, que muchas veces es insignificante, debemos pedir a Dios que nos dé esa sabiduría, "VOSOTROS, MARIDOS, IGUALMENTE, VIVID CON ELLAS SABIAMENTE" 1 Pedro 3: 7a.

El Señor nos ordena que debemos darle honor, el honor que ellas se merecen, con todo y sus defectos son las procreadoras de la tierra y tienen mucho valor, por encima de cualquier circunstancia, y obviamente tratarlas como a vaso frágil, "DANDO HONOR A LA MUJER COMO A VASO FRÁGIL" 1ra. Pedro 3: 7b.

Ellas son las coherederas de la gracia de la vida, a ellas Dios le dió muchos dones, son mejores administradoras, son más pacientes, son más tolerantes, pues nos soportan muchas cosas que nosotros no le soportaríamos a ellas, "Y COMO COHEREDERAS DE LA GRACIA DE LA VIDA", 1ra. Pedro 3: 7c.

Por último, Dios nos está condicionando nuestras vidas espirituales a la manera en que tratemos a nuestras esposas.

Dios nos ha dado a los hombres, sobre todo a los cristianos auténticos, porque hay muchos enganchados a "cristianos", a que podemos tener estorbo en nuestras oraciones si no tratamos bien a nuestras esposas.

Óyelo bien, hermano, amigo, si no tratas bien a tu esposa, ni lo pienses, las oraciones no llegarán al Tercer Cielo, al Trono de la Gracia, "PARA QUE VUESTRAS ORACIONES NO TENGAN ESTORBO", 1ra. Pedro 3: 7d.

Esta es la Palabra de Dios que nos guía hacia toda verdad y toda justicia, es la Palabra que nos perfeccionará a la estatura de lo que Jesucristo quiere de cada uno de nosotros.

Debo decirte que el concepto del trato a la mujer, Dios lo ve así,

"LA MUJER: UN VASO FRÁGIL"

Y en esta hora te digo que debes de obedecer la voluntad de Dios: ama a tu esposa y trátala como a vaso frágil.

Cristo te ama.

Dios te guarde,

Héctor Paula

2 comentarios:

lorena dijo...

gracias por lo q escribiste, por preocuparte y darnos el lugar q merecemos nosotras las mujeres, bendiciones

MINISTERIOS MAHANAIM INTERNACIONAL dijo...

Dios te bendiga Lorena. Este mensaje Dios lo puso en lo más profundo de mi corazón como un honor a ustedes las mujeres. Ustedes tienen un valor incalculable y se merecen el mejor de los tratos. Doy gracias a Dios por la vida de las mujeres y le pido que las bendiga, las fortalezca y las llene de sabiduría de lo alto. Dios te guarde Lorena.

Pastor Héctor Paula