viernes, 10 de marzo de 2017

"LA HERENCIA INCONMENSURABLE"





LECTURA BÍBLICA DE HOY:

1ra. Pedro 4: 4, "PARA UNA HERENCIA INCORRUPTIBLE, INCONTAMINADA E INMARCESIBLE, RESERVADA EN LOS CIELOS PARA VOSOTROS".

Gracias Dios mío por tu Palabra. Gracias por las pruebas, gracias por las bendiciones. Te damos las gracias por habernos enviado a tu Hijo Amado Jesús, gracias por la Sangre Preciosa que Él derramó en la cruz del Calvario, gracias por habernos lavado con esa Sangre Inmaculada, en el nombre de Jesús. Amén.

MENSAJE:

La palabra INCONMENSURABLE, significa algo que es tan grande, que no puede medirse, llega a lo infinito, trasciende más allá de nuestros límites humanos.

Por otro lado, la HERENCIA, constituye el conjunto de bienes y/o dinero que le dejamos a nuestros hijos cuando partimos de este mundo.

Pero también debemos dejar de herencia a nuestros hijos los valores espirituales, morales y evangelísticos, estando nosotros vivos e inculcándoles esos valores desde que ellos están niños.

Dios nos ha dejado una herencia, con la diferencia de que hay que ganársela, hay que batallar para adquirirla, pues sólo se adquiere en Cristo, sólo en Él, "EN ÉL ASIMISMO TUVIMOS HERENCIA, HABIENDO SIDO PREDESTINADOS CONFORME AL PROPÓSITO DEL QUE HACE TODAS LAS COSAS SEGÚN EL DESIGNIO DE SU VOLUNTAD", Efesios 1: 11.

Es decir, que para obtener la herencia de Dios, tenemos que ser aptos para participar de ella, no se obtiene porque simplemente existimos, Dios nos ha hecho aptos en Cristo para ese privilegio, "CON GOZO DANDO GRACIAS AL PADRE QUE NOS HIZO APTOS PARA PARTICIPAR DE LA HERENCIA DE LOS SANTOS EN LUZ", Colosenses 1: 12.

Cuando vienes a Cristo, adquieres el derecho inalienable de 

"LA HERENCIA INCONMENSURABLE"

Una herencia que todo ser humano debe de anhelar y procurar.

Jesús se constituyó en mediador de un nuevo pacto, que ya no era el pacto del derramamiento de la sangre de aves, tórtolas, palominos o corderos, según la ley.

Este nuevo pacto que Jesús realizó lo intervino con su muerte, se constituyó en el Cordero Perfecto, con el derramamiento de su Sangre, para remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto.

Y es así como los llamados, los que hemos abrazado la fe de Jesucristo, recibiremos la promesa de la herencia eterna, "ASÍ QUE, POR ESO ES MEDIADOR DE UN NUEVO PACTO, PARA QUE INTERVINIENDO MUERTE PARA LA REMISIÓN DE LAS TRANSGRESIONES QUE HABÍA BAJO EL PRIMER PACTO, LOS LLAMADOS RECIBAN LA PROMESA DE LA HERENCIA ETERNA", Hebreos 9: 15, Aleluyaaa !!!!

Con esta promesa de herencia divina, no sólo tenemos la seguridad de heredar la vida eterna en Cristo Jesús, sino que también recibimos la promesa de la protección de Dios mientras estemos en Cristo, "NINGUNA ARMA FORJADA CONTRA TI PROSPERARÁ, Y CONDENARÁS TODA LENGUA QUE SE LEVANTE CONTRA TI EN JUICIO. ESTA ES LA HERENCIA DE LOS SIERVOS DE JEHOVÁ, Y SU SALVACIÓN DE MÍ VENDRÁ, DIJO JEHOVÁ", Isaías 54: 17.

Ven a adquirir esta herencia.

Ven a Cristo ahora !!!

Dios te bendiga,

Héctor Paula