viernes, 1 de abril de 2011

"MI VIÑA NO SE DA, NI SE VENDE"


Foto por: vinosuruguayos.org

LECTURA BÍBLICA DE HOY: 1 Reyes 21: 2,


Y ACAB HABLÓ A NABOT, DICIENDO: DAME TU VIÑA PARA UN HUERTO DE LEGUMBRES. PORQUE ESTÁ CERCANA A MI CASA, Y YO TE DARÉ POR ELLA OTRA VIÑA MEJOR QUE ESTA; O SI MEJOR TE PARECIERE, TE PAGARÉ SU VALOR EN DINERO”.

MENSAJE *** EXHORTACIÓN *** SERMÓN *** REFLEXIÓN:

Una viña en los tiempos bíblicos era la plantación de vides ( uvas ), que los padres dejaban como herencia a sus hijos.


Foto por: ccv.cl

Para los hebreos, una viña se contaba entre sus posesiones más preciadas, y la promesa de que dispondrían para siempre de los frutos de la vid, era un símbolo de seguridad, prosperidad y recompensa, “EDIFICARÁN CASAS, Y MORARÁN EN ELLAS, Y MORARÁN EN ELLAS; PLANTARÁN VIÑAS, Y COMERÁN EL FRUTO DE ELLAS”, Isaías 65: 21.

Esto tiene un significado espiritual de capital importancia.

Dios nos ha ofrecido una viña espiritual llamada salvación, y la salvación nos la ha dado a través de su Hijo Unigénito Jesús de Nazaret.


Foto por: msc.peru

Los cristianos hemos heredado nuestra viña espiritual el mismo día en que recibimos a Cristo, “YO SOY LA VID, VOSOTROS LOS PÁMPANOS; EL QUE PERMANECE EN MÍ, Y YO EN ÉL, ÉSTE LLEVA MUCHO FRUTO; PORQUE SEPARADOS DE MÍ NADA PODÉIS HACER”, Juan 15: 5 .

El enemigo de las almas no descansa, no duerme en su afán de arrebatarnos nuestra salvación, nuestra viña espiritual.

Es por eso que en esta hora, Dios nos está alertando para que no descuidemos esta salvación tan grande, esta viña espiritual, "¿CÓMO ESCAPAREMOS NOSOTROS, SI DESCUIDAMOS UNA SALVACIÓN TAN GRANDE? LA CUAL, HABIENDO SIDO ANUNCIADA PRIMERAMENTE POR EL SEÑOR, NOS FUE CONFIRMADA POR LOS QUE OYERON", Hebreos 2: 3.

Esaú no tuvo en cuenta su primogenitura, la cual también representa nuestra salvación hoy en día.

Su primogenitura no fue tan importante para él, lo mismo que la salvación no ha sido importante para tantos cristianos hoy en día, porque tienen un pie en la iglesia y otro en el mundo.


Foto por: nordicthunder.blogia.com

Esaú vendió su primogenitura por un plato de lentejas, la menospreció, "ENTONCES JACOB DIO A ESAU PAN Y DEL GUISADO DE LAS LENTEJAS; Y ÉL COMIÓ Y BEBIÓ, Y SE LEVANTÓ Y SE FUE. ASÍ MENOSPRECIÓ LA PRIMOGENITURA", Génesis 25: 34.

¡¡¡ Cuántos cristianos vendiendo su primogenitura por platos de lentejas mundanas !!!, la realidad es alarmante.

No vendas tu salvación, no vendas tu primogenitura.

El diablo está ofreciendo muchos platos de lentejas a los cristianos, no descuidemos esta salvación tan grande.


Foto por: lacomunidad.elpais.com

El enemigo nos quiere robar nuestra salvación.

Acab quiso convencer a Nabot de que le vendiera su viña.

Nabot sabía que su viña era su bendición. Nabot sabía que era su salvación. Era lo único que podía dejarle en herencia a sus hijos.

Acab tenía el poder en sus manos junto con Jezabel, y trató de buscar recursos para convencer a Nabot.

Hoy en día, el enemigo de las almas ha buscado muchos recursos mundanos para convencer a cristianos, ministros, artistas, cantantes.


Foto por: elblogdecassia.blogspot.com

Nos quiere hacer como el lobo aquel con la caperucita aquella.

No importa su grado eclesiástico. Si usted no está con sus cuentas claras con Dios, déjeme decirle que el diablo va a derrotarlo, le va a arrebatar su viña.

Él no tiene ningún tipo de consideración, él nos va a tirar con todas sus fuerzas, pero tengo para decirte que en Cristo somos más que vencedores.

La estrategia usada por Acab, es la misma estrategia que está esgrimiendo el enemigo de las almas contra nosotros los cristianos: La persuación, la tentación, la sensualidad, las debilidades carnales son algunos de los recursos que satanás está usando para tratar de convencernos y hacernos caer.

Quiero que usted observe la manera en que Acab trató de convencer a Nabot, para que pueda ver la manera tan astuta que el enemigo trata de convencernos a nosotros, "Y ACAB HABLÓ A NABOT, DICIENDO: DAME TU VIÑA PARA UN HUERTO DE LEGUMBRES. PORQUE ESTÁ CERCANA A MI CASA, Y YO TE DARÉ POR ELLA OTRA VIÑA MEJOR QUE ESTA; O SI MEJOR TE PARECIERE, TE PAGARÉ SU VALOR EN DINERO", 1 Reyes 21: 2.

Pero Nabot, a diferencia de Esaú, no vendió su viña.

Vamos a sumergirnos en los negocios de Dios.

Hermano, hermana, las cosas están difíciles, la guerra espiritual es real, es sutil, es invisible, es disfrazada.

Nabot se mantuvo firme en lo que había creído, nosotros tenemos que mantenernos férreamente firmes en la Palabra de Dios, debemos de ponernos a cuentas con Dios, debemos de enderezar lo que pueda estar torcido en nuestra vida espiritual.

Es hora de enarbolar la posición de Nabot.


Foto por: turedjuvenil.blogspot.com

Él no vendió su viña, ni la dio, ni la negoció, "Y NABOT RESPONDIÓ A ACAB: GUÁRDEME JEHOVÁ DE QUE YO TE DÉ A TI LA HEREDAD DE MIS PADRES", 1 Reyes 21: 3.

No vendas tu viña. No comprometas tu salvación. El enemigo es a la cabeza que tira, es a derribarnos que nos tira, no tiene piedad ni misericordia, su éxito es que nosotros caigamos, y por eso Dios nos da este mensaje en esta hora.

Nabot le pidió a Jehová que lo guardara de dar su viña.

Dios nos exhorta a que le invoquemos cada vez que el enemigo trata de quitarnos nuestra viña, vamos a clamar a Dios, vamos a someternos a Dios y el diablo tendrá que huir de nosotros, “SOMETEOS, PUES, A DIOS; RESISTID AL DIABLO, Y HUIRÁ DE VOSOTROS”, Santiago 4: 7

No podemos permitir que nuestra salvación se pierda por los placeres mundanos, tenemos que abandonar toda obra de la carne y llenarnos del Espíritu Santo.

Muchas veces no recibimos las bendiciones, porque hay mucha gente coqueteando con el pecado.

¡¡¡ Cuántas Jezabel tratando de destruir cristianos y destruyendo a tantos !!!.

Así como Jezabel convenció a Acab para que matara a Nabot, así mismo ella recibió su merecido, “DE JEZABEL TAMBIÉN HA HABLADO JEHOVÁ, DICIENDO: LOS PERROS COMERÁN A JEZABEL EN EL MURO DE JEZREEL”, 1 Reyes 21: 23.

Lo mismo que el rey Acab también recibió su merecido, como lo recibirá satanás cuando el mismo Jesús lo encadenará por mil años, para luego ser echado en el lago de fuego y azufre.

Jehová sentenció a Acab, a través del profeta Elías, por haber matado a Nabot, “Y LE HABLARÁS DICIENDO: ASÍ HA DICHO JEHOVÁ: ¿NO MATASTE, Y TAMBIÉN HAS DESPOJADO? Y VOLVERÁS A HABLARLE, DICIENDO: ASÍ HA DICHO JEHOVÁ: EN EL MISMO LUGAR DONDE LAMIERON LOS PERROS LA SANGRE DE NABOT, LOS PERROS LAMERÁN TAMBIÉN TU SANGRE, TU MISMA SANGRE”, 1 Reyes 21: 19.

Dios nos ha dejado bien claro que no quiere que seamos vencidos.

Dios quiere que estemos dispuestos a recibir nuestra bendición, pero no podemos negociar nuestra viña, no podemos negociar nuestra salvación, y es por eso que digo,

MI VIÑA NO SE DA, NI SE VENDE

En Cristo saldremos victoriosos, pero tenemos que arreglar nuestras cuentas con Dios.


Foto por: renuevodeplenitud.com

No vendas tu viña, no la des, ni la prestes, ni la negocies.

Eres importante para Cristo.

Si no conoces a Jesús, es una ocasión especial que Dios te brinda en esta hora para que te rindas a los pies de Cristo.

Ven a Él.

Dios te guarde,

Héctor Paula