miércoles, 14 de septiembre de 2011

"UN FÓSFORO EN LA OSCURIDAD"


Foto por: javiersanmartin

LECTURA BÍBLICA DE HOY: Juan 8: 12,

OTRA VEZ JESÚS LES HABLÓ, DICIENDO: YO SOY LA LUZ DEL MUNDO; EL QUE ME SIGUE, NO ANDARÁ EN TINIEBLAS, SINO QUE TENDRÁ LA LUZ DE LA VIDA

Gracias Dios mío por tu Palabra Santa y Perfecta, ayúdanos a entenderla. Reprendemos toda incredulidad, en el nombre de Jesús. Glorifícate en este mensaje y en la vida de cada uno de nosotros, en el nombre de Jesús. Amén.

MENSAJE *** EXHORTACIÓN *** SERMÓN *** REFLEXIÓN:

Dios nos creó a su imagen y semejanza, por lo cual nos hizo con un propósito específico, no nos creó para nacer, comer, beber, reproducirnos y morir, Él nos hizo para algo más profundo y por eso nos dio alma, a diferencia de los animales.

Nos ha dado la sabiduría, el entendimiento, el raciocinio, el discernimiento y la inteligencia.

Mas la Biblia establece que el principio de la sabiduría es el temor de Jehová, “EL TEMOR DE JEHOVÁ ES EL PRINCIPIO DE LA SABIDURÍA, Y EL CONOCIMIENTO DEL SANTÍSIMO ES LA INTELIGENCIA”, Proverbios 9: 10.

En ese contexto Dios tuvo misericordia de nosotros y envió a su Hijo Unigénito al mundo para poder tener pleno derecho a disfrutar del conocimiento de Dios, porque de la única manera que podemos llegar al Padre se llama Jesús, “Y JESÚS LE DIJO: YO SOY EL CAMINO, Y LA VERDAD Y LA VIDA; NADIE VIENE AL PADRE, SINO POR MÍ”, Juan 14: 6.

Dios nos ha dado siempre las parábolas y los ejemplos, para que entendamos más su mensaje, y es por eso que hoy vamos a hablar de la diferencia entre la luz y las tinieblas.

Usted puede estar en un lugar totalmente oscuro, como por ejemplo en un cine durante un apagón y tan pronto se enciende, aunque sea un fósforo, usted ve como se ilumina todo, es decir la luz prevalece sobre las tinieblas.

Jesús se constituye en la luz del mundo, para que nosotros, estando en tinieblas podamos ver las maravillas de Dios a través de esa luz inmaculada llamada Jesús, “YO, LA LUZ, HE VENIDO AL MUNDO, PARA QUE TODO AQUEL QUE CREE EN MÍ NO PERMANEZCA EN TINIEBLAS”, Juan 12: 46.

Esto quiere decir que todo aquel que no tiene a Cristo, está en tinieblas.

Ahora bien, ¿Qué significa tener a Cristo?

Tener a Cristo significa recibirlo en nuestros corazones como nuestro único y suficiente Salvador, confesándolo con la boca, “PORQUE CON EL CORAZÓN SE CREE PARA JUSTICIA, PERO CON LA BOCA SE CONFIESA PARA SALVACIÓN”, Romanos 10: 10.

Tenemos que arrepentirnos y convertirnos para que nuestros pecados sean borrados, “ASÍ QUE, ARREPENTÍOS Y CONVERTÍOS, PARA QUE SEAN BORRADOS VUESTROS PECADOS; PARA QUE VENGAN DE LA PRESENCIA DEL SEÑOR TIEMPOS DE REFRIGERIO”, Hechos 3: 19.

Estamos entendiendo ahora el sacrificio de Jesús en la cruz, esa era su misión, llevar nuestros pecados y derramar su preciosa Sangre a fin de poder redimirnos, o sea limpiarnos para que podamos ser partícipes directos de las promesas.

Jesús vino al mundo para que seamos luz, lamentablemente, la gran mayoría ha rechazado este llamado y han preferido amar más las tinieblas, “Y ESTA ES LA CONDENACIÓN: QUE LA LUZ VINO AL MUNDO, Y LOS HOMBRES AMARON MÁS LAS TINIEBLAS QUE LA LUZ, PORQUE SUS OBRAS ERAN MALAS”, Juan 3: 19.

Pero en esta hora Dios te ha elegido para que vengas a ser luz, para que esa luz verdadera llamada Jesús, te alumbre plenamente a partir de ahora, “AQUELLA LUZ VERDADERA, QUE ALUMBRA A TODO HOMBRE, VENÍA A ESTE MUNDO”, Juan 1: 9.

Dios te ha elegido para que sigas a Cristo y no andes más en tinieblas, sino que tengas la luz de la vida, “OTRA VEZ JESÚS LES HABLÓ, DICIENDO: YO SOY LA LUZ DEL MUNDO; EL QUE ME SIGUE, NO ANDARÁ EN TINIEBLAS, SINO QUE TENDRÁ LA LUZ DE LA VIDA”, Juan 8: 12.

Dios tiene un propósito especial con cada uno de nosotros, y en esta hora Él te llama a que seas luz, para que puedas iluminar también con la luz de Cristo en tu vida, Él quiere que seas como una ciudad asentada sobre un monte ó montaña, que no se puede esconder, “VOSOTROS SOIS LA LUZ DEL MUNDO; UNA CIUDAD ASENTADA SOBRE UN MONTE NO SE PUEDE ESCONDER”, Mateo 5: 14.

Cierra tus ojos por tres segundos para que puedas percibir lo que es la oscuridad.

Así mismo es nuestra vida sin Cristo, Él quiere entrar en tu corazón y toca la puerta para que le abras, pues Él quiere cenar contigo y que tu cenes con Él, “HE AQUÍ YO ESTOY A LA PUERTA Y LLAMO; SI ALGUNO OYE MI VOZ Y ABRE LA PUERTA, ENTRARÉ A ÉL, Y CENARÉ CON ÉL, Y ÉL CONMIGO”, Apocalipsis 3: 20

Este es el Cristo de la gloria que te presento en esta hora.

Los tiempos están difíciles y peligrosos a nivel mundial.

El fin se acerca a pasos agigantados.

Es hora de ser valientes y tomar la decisión más inteligente de tu vida.
Así como

UN FÓSFORO EN LA OSCURIDAD

Ilumina todo el rededor, así mismo Jesús quiere que seamos luz, para iluminar a los demás y que las almas perdidas puedan venir a Cristo por esa luz que debemos irradiar en Cristo Jesús.

Él es la luz del mundo.

Si le sigues no andarás más en tinieblas, sino que tendrás la luz de la vida, esa es la promesa, “OTRA VEZ JESÚS LES HABLÓ, DICIENDO: YO SOY LA LUZ DEL MUNDO; EL QUE ME SIGUE, NO ANDARÁ EN TINIEBLAS, SINO QUE TENDRÁ LA LUZ DE LA VIDA”, Juan 8: 12

Ven a Cristo en esta hora,

Dios te guarde,

Héctor Paula

2 comentarios:

Darwin Bruno dijo...

Muy interesante el texto. Buena reflexión. Un gusto visitarlo. Le envío un cordial saludo deseándole un buen dia lleno de paz y armonía.

MINISTERIOS MAHANAIM INTERNACIONAL dijo...

Gracias Darwin Bruno, Jesús es el que pone en nuestros corazones el hacer y el querer cuando nos dejamos guiar por el Espíritu Santo. Dios le bendiga ricamente hermano y gracias por su comentario, siendo toda la gloria de Dios.

Atte.
Pastor Héctor Paula